Google+ Followers

Sólo que

Iba caminando solo.
A lo lejos ve a alguien que agita su mano. Apura el paso para saludarlo, para conversar un rato. Alcanza a verle la cara, se le ríe, y pronto está cada vez más lejos.
Y desparece y así lo deja, con la risa rebotando en la niebla.

1 comentario:

  1. no es una risa perdida, seguro que alguien la encontró entre la niebla y un grupo grande de personas

    ResponderEliminar